Sustituyen las aceras dañadas en cuatro calles principales del polígono El Nevero
Sustituyen las aceras dañadas en cuatro calles principales del polígono El Nevero

Sustituyen las aceras dañadas en cuatro calles principales del polígono El Nevero

Se trata de una obra promovida por la Entidad de Conservación con fondos del Ayuntamiento, que terminará en septiembre.

Algunas de las calles más transitadas de El Nevero están en obras. Ha comenzado la renovación de los acerados más dañados en algunas de las principales arterias de este polígono. Los trabajos se extenderán hasta septiembre.

Se trata de una obra promovida por la Entidad de Conservación de El Nevero, pero costeada con fondos del Ayuntamiento de Badajoz. Esto se debe a que las calles renovadas forman parte del ACO-36, que depende de un acuerdo entre los empresarios y el Consistorio. Este es el segmento más antiguo del polígono. Es el terreno más cercano al seminario de San Atón y supone el 40% del total de la zona industrial.

Las obras en el ACO-36, sin embargo, no tienen relación con el segmento SUP-7 (ahora llamado SUB-EE 8.2 y el SUB-EE 8.3). Este es el área más cercana a la A-5 y actualmente hay un conflicto entre el Ayuntamiento y la Entidad de Conservación para determinar cómo debe funcionar su mantenimiento.

En concreto la actual obra afectará a tramos de las calles Joaquín Sánchez Valverde (la avenida principal, la del antiguo matadero), Miguel de Fabra (donde se encuentra la ITV), González Serrano (que va desde Carolina Coronado hasta el Parque de Bomberos) y la avenida Francisco Rodríguez Romero (en cuya esquina está el Punto Limpio). Se trata de vías muy transitadas que han sufrido un importante desgaste en los últimos años.

La obra cuenta con una inversión de 156.000 euros. Salió a licitación, según informa la Entidad de Conservación de El Nevero, por 173.629 euros. Se presentaron cuatro empresas para ejecutarla y todas ofrecieron una rebaja del 10%, por lo que finalmente el coste será de 156.266,57 euros más el IVA. El plazo de ejecución es de dos meses, por lo que se espera que los trabajos finalicen en el mes de septiembre.

En la actualidad esta renovación provoca algunas restricciones de tráfico en el polígono. Por ejemplo se ha cortado un carril de la calle Joaquín Sánchez Valverde.

La intervención consiste en la renovación del acerado colocando las nuevas baldosas sobre las antiguas. Desde la Entidad de Conservación explican que se ha optado por esta modalidad porque supone acortar el tiempo de la obra, reduce los residuos que se provocan y, además sirve para aumentar la altura de los bordillos. Esto es necesario porque, en los últimos años, los distintos asfaltados han provocado que la diferencia entre la calzada y la acera se reduzca. En algunos puntos de la zona industrial, de hecho, casi están al mismo nivel y esta renovación devolverá al acerado su altura normal.

Lo que queda pendiente

Sin embargo, esta renovación está lejos de acabar con las deficiencias que sufre el polígono El Nevero ,que sigue contando con muchas calles, especialmente cerca de la A-5, donde apenas se ha producido mantenimiento, por lo que hay tapas de alcantarillas sin sustituir, señalización defectuosa y aceras llenas de vegetación.

Esto se debe a que en los últimos años el Ayuntamiento y la Entidad de Conservación no han alcanzado un acuerdo para firmar un convenio de colaboración para el mantenimiento de la zona. Anteriormente era costeado por las aportaciones de los empresarios con sedes en estas calles. La última novedad se produjo en julio cuando el Consistorio anunció que asumiría las tres calles principales.

Días después la Entidad de Conservación aseguró que no se trataba de un acuerdo sino de una decisión unilateral de los responsables municipales y que aún no conocían los detalles del posible convenio. En la actualidad ambas instituciones continúan negociando, aunque el Ayuntamiento ya ha anunciado que hará obras en el SUP-7, como la renovación del asfalto y mejoras en la señalización vial.

 

Más información


EnlaceFuente: diario Hoy